fbpx

Protege tu corazón del moho y las micotoxinas

 

El moho y las micotoxinas pueden afectar tu corazón. En este artículo te comparto cómo protegerte.

 

Además de cuidar tus emociones y manejar tu estrés, existen otra serie de factores que afectan a tu corazón.

 

Las micotoxinas, como te compartí en el artículo anterior, son los gases (sustancias) producidos por los hongos para «marcar» su territorio.

 

Las micotoxinas pueden causar distintas afectaciones en nuestra salud, entre ellas nuestro sistema cardiovascular y particularmente nuestro corazón.

 

Cómo afectan las micotoxinas nuestra salud

 

La investigadora de la UNAM Magda Carvajal Moreno, señala en su trabajo de investigación que

 

Las aflatoxinas, presentes en numerosos alimentos como los cereales, especias, semillas y frutos secos, se asocian a importantes efectos en nuestra salud

 

Algunos de ellos incluyen efectos carcinogénicos, inmunosupresión y problemas cardiovasculares.

 

Estas toxinas, señala, debilitan las venas y paredes de las arterias, rompen nuestras plaquetas y causan hemorragias internas.

 

La aflatoxina B1 puede interferir con el proceso normal de síntesis de proteínas e inhibir diversos procesos metabólicos y causar daño a varios órganos como el hígado, los riñones o el corazón.

 

Cuando la aflatoxina se combina con Aspergilus, un tipo de hongo, sus efectos pueden ser aún más tóxicos y esto puede afectar también a los animales que forman parte de nuestra dieta. 

 

Paradójicamente, algunos de los alimentos más recomendados por su valor nutricional pueden ser también los más contaminados. Tal es el caso de las nueces, la soya y el maíz, entre otros. 

 

El alimento que te cura, también puede matarte. La vida y la muerte están unidas en una nuez o una mazorca de maíz, refiere la investigadora

 

Historia de la investigación de micotoxinas

 

La historia de la investigación sobre micotoxinas en Japón se remonta a finales del siglo XIX, cuando se demostró que el arroz integral contaminado por moho podía ser fatal para los animales que experimentaban parálisis de su sistema nervioso. 

 

Años más tarde, en 1920,  otro investigador demostró que la penicilina commune era tóxica cuando se alimentaba a los animales con arroz que la contenía. 

 

Cabe destacar que la penicilina se convirtió después en uno de los antibióticos más utilizados, pero igualmente hoy sabemos que es la principal fuente de alergias a medicamento. 

 

La penicilina, produce también un metabolito llamado citreoviridina la cual se reconoce juega un papel principal en el daño al miocardio (necrosis y degeneración) y que combinado con deficiencias de selenio (mineral) y proteína, puede agravar el daño a nivel bioquímico. 

 

Qué puedes hacer para proteger tu corazón del moho y las micotoxinas

 

Cuidar de tu corazón es un trabajo diario. Además de, como decía al principio de esta nota, cuidar de tus emociones y controlar el estrés, es importante que tomes en cuenta lo siguiente: 

 

  • La recomendación de muchos médicos funcionales en la actualidad es consumir productos orgánicos en la medida de lo posible.

 

  • En ocasiones, aún los productos orgánicos pueden estar expuestos a la contaminación cruzada (cross-contamination). En esos casos, lo mejor es mejorar la capacidad de tu organismo para detoxificar o eliminar toxinas

 

  • Asegúrate que tus vías de eliminación funcionen adecuadamente. Por vías de eliminación me refiero a evacuar diariamente al menos una vez al día, sudar y moverte (así apoyarás al sistema linfático en su labor de limpieza)

 

  • Apoyar el proceso de detoxificación de tu organismo con agentes quelantes y suplementación puede ser de utilidad

 

  • Conocer tu estado de salud y si tienes micotoxinas puede ser importante. Las micotoxinas no solo pueden afectar tu corazón, sino también generar otros efectos como dolor, fatiga, insomnio, ansiedad, depresión y más

Créditos Imagen: Great Plains Laboratory

 

  • Un estilo de vida saludable es siempre la mejor recomendación, pero aún practicándolo cuando los niveles de contaminación ambiental sobrepasan nuestra capacidad para manejarlos se requiere algo más 

 

Si estás interesad@ como parte de mi consulta he incorporado el Perfil de Micotoxinas, el cual puede proveerte información acerca de si tienes micotoxinas o no, sus tipos y las alternativas de tratamiento. CONTACTAME para más información.

 

Recuerda, la salud es un concepto integral, y si algo no funciona bien en la parte física tampoco funcionará bien la parte mental o emocional 😉 

 

REFERENCIAS

Carvajal-Moreno, M. Mycotoxins that affect cardiovascular system. Journal of Biomolecular Research & Therapeutics · January 2016

Kewei Wang, Shoujun Liu, Xufeng Zhang & Dianjun Sun (2021) Toxic Effect of Mycotoxins on Cardiovascular System: A Topic Worthy of Further Study, Food Reviews International, DOI: 10.1080/87559129.2021.1950172 

Janik, E.; Niemcewicz, M.; Ceremuga, M.; Stela, M.; Saluk-Bijak, J.; Siadkowski, A.; Bijak, M. Molecular Aspects of Mycotoxins—A Serious Problem for Human Health. Int. J. Mol. Sci. 202021, 8187. https://doi.org/10.3390/ijms21218187

 

error: Content is protected !!
WhatsApp chat